GEGRÜNDET 1927
METROPOLIS, SAMSTAG, 25. MšRZ 2023
97. JAHRGANG
Popular Film (Spanish Magazine)

Spanish magazine Popular Film appeared between 1926 and 1934 and featured Metropolis in two editions.

Popular Film, A√ĎO II, N√öM. 40, 5 DE MAYO DE 1927, P. 1

METROPOLIS

La obra de un genio

No he visto todavía este gran film de la U.F.A., de Berlín; pero han caído en mis manos varias fotografías de esta película, en­tre las cuales se hallan las dos que ilustran esta página. Ellas solas me bastam para juz­gar esta obra cumbre de la cinematografía europea, a la que la prensa extranjera ha dedicado tanto espacto y tantos adjetivos lau­dables, como los que se dedican a las grandes obras de la literatura teatral. La aparición de esta gran cinta ha sido saludada en todos los tonos, no solamente por la prensa cinemato­ gráfica, sino también por los periódicos lite­rarios de vanguardia.

"Metr√≥polis" es la obra de un genio. He ahi una prueba: Un conjunto de hombres semidesnudos arrastran un bloque de piedra. No puede ser m√°s sencillo. Las l√≠neas rectas del paralelep√≠pedo rolosal son hoscas, r√≠gidas, y parecen talladas por la mano de un siglo. Este bloque da una sensaci√≥n de fatal grandeza, de pl√ļmbea eternidad, El destino debe ser eso mismo: un gran bloque de piedra de lineas rec√≠as que gravita sobre nuestros es¬≠piritus y los aplasta y tritira bajo su masa hosca y hura√Īa. Jam√°s he visto a la humani¬≠dad tan magistralmente representada. Ese bloque que arrastran unos hombres agobia¬≠dos por su peso, parece hablarnos de los do¬≠lores milenarios que la triste humanidad so¬≠porta; de la cierna lucha en que el hombre ha de verse zarandeado y maltrecho. Seg√ļn el bloque avanxa, el azul del cielo desaparece; as√≠ desaparece tambi√©n la esperanza cuando sobre nuestras almas avanza el c√≠clope de todos los dolores.

0tro de los gr√°ficos nos muestra c√≥tno un gran sabio procura, en virtud de unas imagi¬≠narias corrientes el√©clricas, animar la mate¬≠ria de un mu√Īeco mec√°nico en el que preten¬≠de almacenar el esp√≠ritu de una mujer. Tanto en este cuadro como en el anterior, se hace notar un cerebro torturado, una imaginaci√≥n poderosa puestos a contribuci√≥n de la cine¬≠matograf√≠a, que de este modo tratada ser√° merecedora, a no tardar, del t√≠tulo de s√©pti¬≠mo arte o arte mudo que en la actualidad la viene ancho.

Fritz Lang ha sido el director de esta sober¬≠bia producci√≥n de la U.F.A., que ser√° pre¬≠sentada en Espa√Īa la pr√≥xima temporada, de lo cual nos alegramos inlinito, pues de este modo, y ante obra tul, podr√°n algunos ca¬≠careados directores sentirse todo lo pigmeos y rid√≠culos que son en realidad.

M. DE R.
Popular Film, A√ĎO II, N√öM. 40, 5 DE MAYO DE 1927, P. 12
LA VIDA EN LOS ESTUDIOS

UNA PEL√ćCULA COLOSAL
"Metrópolis", de la U.F.A.

Lo m√°s colosal que ha producido hasta aho¬≠ra la cinematofrafia europea - y no nos atre¬≠vemos a decir mundial, por no reunir a√ļn todos los elementos de juicio necesarios -, por la grandeza de la concepci√≥n y por la mo¬≠dernidad de la t√©cnica, es ¬ęMetropolis", la √ļl¬≠tima producci√≥n de la U.F.A. de Berlin.

"Metropolis", dirigida por Fritz Lang, que se revelu como genio indiscutible de este arte, es la ciudad futura, la ciudad colosal, dinámi­ca, edificada por la votimlad de un sólo hom­bre. Los rascacielos se alzan gigantescos, estrechándose los unos contra los otros; los aviones, vuelan de terraza a terraza; los enor­mes puentes aéreos, se tienden de edificio a edificio... Fábricas formidables donde trabajan multitud de obreros; laboratorios en los que se realizan los más curiosos experimentos: evocaciones escalofriantes; decorados en los que la imaginación de los pintores y el ta­lento del director se alian para locar los re­sortes de la técnica más moderna...

Fritz Lang, al realizar "Metrópolis", ha sacado todo el partido que puede
sacarse de estas doa enormes fuerzas cinematográficas: la fotografía y la técnica.

El argumento de la cinta "Metr√≥polis" es, desde luego lo m√°s original que se ha llevado a la pantalla, Hace falta una fantas√≠a de tan alto vuelo, que a nosotros nos recuerda, aunque nada tiene que ver con ella, cierta obra del novelista ingl√©s H.G. Wells, en que se pinta tambi√©n la existencia en una ciudad fu¬≠tura; pero, conviene dejarlo bien sentado: "Metr√≥polis¬Ľ, la ciudad sobre las ciudades, no tiene ni el m√°s remoto parecido en su con¬≠cepci√≥n con esa otra ciudad fant√°stica de la novela de Wells.
Popular Film, A√ĎO II, N√öM. 44, 2 DE JUNIO DE 1927, P. 0

METR√ďPOLIS
LA CIUDAD SOBRE LAS CIUDADES.

La pel√≠cula que ha batido el record de taquilla, proyect√°ndose durante 15 d√≠as consecutivos en los aristocr√°ticos salones Kursaal y Catalu√Īa.

Producción U.F.A.

Esta grandiosa pelicula ha sido clasificada por la prensa mundial de milagro cinematogr√°fico.

U.F.A.
(Universum film-Aktiengesellschaft)
Telegramas y Telefonemas: UFA
Madrid: Antonio Maura, 16 - Valencia: Mosén Femares, 11
Barcelona: Plaza Catalu√Īa, 9

Popular Film, A√ĎO II, N√öM. 44, 2 DE JUNIO DE 1927, P. 1-2
APRECIACIONES

Un prodigio de técnica: "Metrópolis"

El milagro de la pantalla; la obra m√°s sa liente de la cinematograf√≠a: "Metr√≥polis¬Ľ, la maravillosa "Metr√≥polis" de Fritz Lang , tan deseadamente esperada por todos, ha hecho, por fin, su presentaci√≥n triunfal en nuestros "cinemas".

Era enorme la expectante ansiedad que exist√≠a por conocer este gran acontecimiento cinematogr√°fico, desperlada por la gran propaganda de que ven√≠a precedido y que, dicho sea en honor a la verdad, en ning√ļn caso tan justificada como en este.

Ninguna pelicula como "Metrópolis" ha sido tan comentada , tan criticada, lan minuciosamente analizada por la prensa de todo los países. Críticos de altura, literatos, verdaderos intelectuales, han manifestado por medio de ella sus imprsiones y sus opiniones acerca de "Metrópolis", sin llegar a ponerse de acuerdo entre ellos mismos, pues si bien unos la han ensalzado hasta sublimizarla, otros han lanzado contra ella sus más fulminantes anatemas.

Entre estos √ļltimos se encuentra el gran novelista ingl√©s Heribert G. Wells,que no ha mucho public√≥ un art√≠culo en "El Sol", de Madrid, en donde se nos mostraba como un encarnizado detractor esta gran pel√≠cula. Es tal vez lo que le nueve a desde√Īar el "film" en cuesti√≥n, el hallar un parecido, un paralelo de comparaci√≥n, que √©l m√≠smo establece entre "Mettr√≥polis" y una obra suya escrita largos a√Īos atr√°s. "Acaso me desagrada tan confuso torbellino (!) ¬≠ dice m√≠ster Wells, retiri√©ndose a la pelicula ¬≠, precisamente porque encuentro flotando en √©l, ac√° y all√°, mustios fragmentos de mi juvenil trabajo "El dormido despierta" (The Sleeper awakes), escrito hace ya treinta a√Īos".

Trata mister Wells, en su articulo, de poner al descubierto cuanto de absurdo e inverosímil encierra en si "Metrópolis", yendo demasiado lejos en sus apreciaciones al darle el calificativo de la pelicula más necia. Para mantener esta afirmación aduce razones no muy convincentes y recurre a toda suerte de comparaciones, encaminadas a hacer resaltar la verdad de su declaración.

Es cierto que "Metrópolis" contiene una gran dosis de irrealismo e inverosimilitud en su argumento, pero ello no hace acreedor al "film" al dicterio que le propina el ilustre escritor inglés.

Convengamos en que, francamente, la perspectiva que nos se√Īala "Metr√≥polis" de la ciudad del futuro y de la vida que en ella llevan sus moradores, no es admisible por ning√ļn concepto, m√°xime siguiendo el movimiento evolutivo que actualmente desarrolla la humanidad. Pero tampoco hay que aceptar como verdades incontrovertibles, que fatalmente hayan de suceder, cuanto en ella se nos presenta como cosas de un tiempo por venir: "Metr√≥polis" es una obra de imaginaci√≥n y de fantasia y no una profec√≠a gr√°fica, como algunos pretenden.

Cierto tambi√©n que el obrero de ¬ęMetr√≥polis" no puede tener existencia real en la √©poca en que vivimos y mucho menos en √©pocas sucesivas. Esa vida de sumisi√≥n abyecta que arrastran sus obreros, oprimidos por el yugo del amo, no puede admitirse como un reflejo de lo que ser√° la vida del trabajador en el d√≠a de ma√Īana, sino m√°s bien como una visi√≥n retrospectiva del esclavo o del vasallo en los tiempos del feudalismo medioeval.

Las multitudes de obreros se hallan en un grado tal de abyecci√≥n moral que no osan ni alzar la eabeza en un gesto de rebelde dignidad: ¬Ņpara qu√©? Se hallan sometidos al dominio del tirano y son tratados como presidiarios pues como tales todos visten un mismo uniforme de polichinela azul y un casquete numerado de verdadero recluso. Y como presidiarios ingresan en las f√°bricas, que se hallan protegidas por enormes rejas carcelarias que solamente se abren para dar paso a los relevos de trabajadores. Pr√°cticamente, no tiene aceptaci√≥n racional este tipo de obrero hundido en la esclavitud, pero es necesario al "film" para el desenvolvimiento del argumento, pues sin su irritante sumisi√≥n no daria lugar al drama que alli se plantea.

A quienes, como mister Wells, se obstinan en hallar el valor de esta película en su parte anecdótica, ha de objetárseles que no estriba precisamente aquél en su argumento, sino en el candal enorme de técnica cinematográfica derrochada por su autor, Fritz Lang, que con ella se coloca a la cabeza de todos los directores de "films" habidos hasta ahora.

"Metr√≥polis nos es un film √ļnico, Metr√≥polis son dos films pegados por el cientre, pero con necesidades espirituales divergentes", ha dicho Luis Bu"nuel en "La Gaceta Literaria" del 1. de mayo; y en verdad que tiene raz√≥n: hay dos "Metr√≥polis" en "Metr√≥polis": una, la menos importante, es lo que pudi√©ramos llamar la trabaz√≥n argumental de la pel√≠cula, el andamiaje sobre el cual se halla √©sta construida, un plano por el que se deslizan los odios y las pasiones barnizados por una capa de melodramatismo agudo. La otra, la parte inapreciable por su immenso valor pl√°stico, que responde a nuevas formas est√©ticas y artisticas, la parte t√©cnica, ese poema fotogr√°fico, esa poes√≠a infinita, recientemente descubierta, de los bellos, contornos luminosos, de las atrevida im√°genes gr√°ficas tan definidoras como el mjor p√°rrafo descriptivo de una buena novela, es realmente algo inefable que habla con reconfortante acento al espiritu. "Si a la an√©cdota preferimos el fondo pl√°stico fotog√©nico de film - habla el se√Īor Bu√Īuel -, entonces "Metr√≥polis" colmar√° todas las medidas, nos asombrar√° como el m√°s maravilloso libro de im√°genes que se ha compuesto".
Popular Film, A√ĎO II, N√öM. 44, 2 DE JUNIO DE 1927, P. 8-9

FRENTE A LA PANTALLA

Algunas escenas de la colosal producción de la U.F.A. de Berlin.
"METROPOLIS"
La ciudad sobre las ciudades.

"Metropolis", por la modernidad de su técnica y por la grandeza de su concepción, es la obra cumbre de la cinematografía.

No sólo se ha revelado en "Metropolis" el genia portentoso de Fritz Lang, sino también el arte depurado de la bellisima Brigitte Helm.

2008-10-02

Popular Film 1927-05-05 - Page 1 - Source: National Library of Spain
Popular Film 1927-05-05 - Page 6 - Source: National Library of Spain
Popular Film 1927-05-05 - Page 11 - Source: National Library of Spain
Popular Film 1927-05-05 - Page 12 - Source: National Library of Spain
Popular Film 1927-06-02 - Page 0 - Source: National Library of Spain
Popular Film 1927-06-02 - Page 1 - Source: National Library of Spain
Popular Film 1927-06-02 - Page 2 - Source: National Library of Spain
Popular Film 1927-06-02 - Pages 8-9 - Source: National Library of Spain
Hauptredaktion - Neuer Turm Babel - Metropolis